Skip to content

WANGARI Y LOS ÁRBOLES DE LA PAZ

Outubro 10, 2011
tags:

Hace un par de semanas fallecía en Kenia Wangari Muta Maathai, quién luchó toda su vida por la defensa de la idea de que el deterioro del medio ambiente, la deforestación y el empobrecimiento de los entornos rurales debido a la búsqueda del rápido beneficio a cualquier precio, conllevan necesariamente la desaparición de los medios de vida de millones de personas en el mundo, dejándolas sin recursos, sin defensa ante la corrupción y la codicia de los especuladores, sin esperanzas y  sin futuro. Una de las muchas formas en las que luchó contra esa realidad fue la creación de un movimiento que comenzó de la forma más sencilla imaginable, con la plantación en su propio patio de nueve pequeños árboles, que después se transformaron en varias hileras de ellos tras convencer a las mujeres de su aldea de las ventajas de su idea; éstas a su vez convencieron a las mujeres de las aldeas vecinas y, poco a poco, muchas mujeres de Kenia decidieron hacer lo mismo: había surgido el “Movimiento del Cinturón Verde”.  Veintisiete años más tarde se habían sembrado treinta millones de árboles, existían seis mil viveros en Kenia y el movimiento se había extendido a treinta países africanos, transformando la vida y el futuro de miles de familias . Ese año, en el 2004, Wangari se convirtió en la primera mujer africana en ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz.


La escritora e ilustradora americana Jeanette Winters decidió contar esta historia de esperanza y determinación de una forma sencilla, de manera que el ejemplo de Wangari fuese conocido por niñas y niños de todo el mundo. Lo hizo a través de este álbum, con sus características ilustraciones coloristas y llenas de vida que reflejan, como en la mayoría de sus  libros, su gusto por el arte popular y el folclore tradicional y su interés por las historias protagonizadas por personas que creen en la capacidad individual de transformar su entorno inmediato y con ello, por extensión, transformar el mundo.

Otras de sus obras traducidas al castellano son: “Biblioburro“, que cuenta la historia del maestro colombiano Luis Humberto Soriano, que creó una biblioteca ambulante a lomos de sus burros para los niños de la comunidad indígena de Arhuaca; “La bibliotecaria de Basora”, que narra la peripecia de Alia Muhammad Baker por salvar la colección de libros de su biblioteca en plena invasión de Iraq o “La escuela secreta de Nasreen” que nos habla de la lucha de esta niña de siete años y de su abuela por garantizar el derecho de las niñas y mujeres afganas a la educación.


Probablemente cualquiera de estas personas compartirían las palabras de Wangari Maathai en su discurso de aceptación del Nobel:

“En el transcurso de nuestra historia llega un momento en que la humanidad está llamada a adquirir un nuevo nivel de conciencia para alcanzar un mayor fundamento moral. Un momento en que tenemos que dejar atrás nuestro miedo y transmitir a los demás nuestra esperanza. Ese momento es ahora […]. A los jóvenes les digo que son un regalo para sus comunidades y para el mundo. Son nuestra esperanza y nuestro futuro […]El desafío consiste en devolver a nuestros hijos un mundo de belleza y maravilla. “

Estamos convencidas de que la lectura de libros como éste puede contribuir a sembrar en los niños y niñas el germen de esa nueva conciencia.

Escrito e ilustrado por: Jeanette Winter

Editado por: Ekaré

No comments yet

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: